El Desajuste Formación - Empleo.

por en 02 Junio

Hace unos meses, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, comúnmente conocida como OCDE, informó acerca del desempleo en los países que forman parte de dicha organización.

Según dicha organización, la zona EURO cuenta con un total de 19 millones de desempleados, aproximadamente el 12 % de su población activa; pero en España es aún peor, ya que el número de parados asciende a 6 millones, en torno a un 26 % de población activa, que se dice pronto.

Este desempleo es especialmente alto en el caso de los jóvenes (menores de 24 años), pues alcanza en torno al 55 %, a pesar de que esta generación es la más preparada que se recuerda.

Es una realidad la escasez de ofertas de empleo, pero lo realmente preocupante es que muchas de estas ofertas se quedan sin cubrir en España, pues las empresas no encuentran el perfil profesional que demandan, no dan con la persona que cumpla sus expectativas y posea el nivel de especialización requerido. Situación que frustra el llevar a cabo determinados proyectos o actividades, al no contar con la persona idónea.

Determinados sectores, como la minería, la construcción, la energía, las energías renovables, la ingeniería o la medicina demandan profesionales en todo el mundo, pero no logran cubrir dicha demanda. En concreto, en España, existen 73.000 puestos de trabajo sin cubrir, pese al alto desempleo que tenemos en nuestro país. Según Ranstad, el 43 % de las vacantes no logra cubrirse por falta de perfiles profesionales que se adecuen al demandado por las empresas.

Este hecho, que es de extrema gravedad, ha de resolverse mediante planes formativos adaptados a la demanda real y mediante operadores que presenten una mayor eficacia en la intermediación laboral, según se apunta desde la CEOE.

Sin una formación especializada y adaptada a la demanda empresarial, será complicado poder acceder a muchas ofertas laborales.

Inicia sesión para enviar comentarios