¿Qué es Caro o Barato en Formación?

por en 19 Noviembre

En muchas ocasiones, se relaciona el precio de un servicio con el hecho de que sea barato o caro, cayendo en el error de sólo mirar dicho precio, y no analizar las características del servicio, la experiencia de quién lo suministra, o su especialización en un área determinada.

La formación, como servicio que es, conlleva un coste al usuario que la recibe (empresa, autónomo, trabajador, estudiante...), pero lo realmente importante de dicha formación no es el precio en sí, sino qué nos va a reportar, cuál va a ser el retorno de la acción formativa cursada (ya sea un curso, un seminario, un máster...) en forma de adquisición de conocimientos, habilidades y destrezas.

Una formación de calidad es aquella que permite al trabajador de una empresa mejorar en su desarrollo profesional; a una empresa mejorar la productividad de sus trabajadores; a una persona acceder a un puesto de trabajo; a un estudiante aprobar una asignatura o un examen...

¿Por qué entonces sólo se busca el precio?, ¿es realmente barata una acción formativa de bajo o muy bajo coste, si con ella no se alcanza lo pretendido?, ¿qué se persigue al realizar una acción formativa?, ¿pagar poco y rellenar el CV, o adquirir habilidades y destrezas que nos permitan diferenciarnos?, ¿se está dispuesto a pagar una formación de calidad?

Evidentemente, hay respuestas para todos los gustos, y acciones formativas para diferentes capacidades económicas y disponibilidades temporales. Lo que si está claro es lo que dijo Henry Ford en su día: "Sólo hay una cosa peor que formar un empleado y que se vaya. El no formarlo y que se quede”. Claro y conciso. No hay más.

Si no valoramos la formación como merece, y lo que buscamos al comparar la amplia oferta formativa existente en la actualidad, es simplemente el precio de la misma, estaremos equivocando los términos, y no sólo eso, sino que nos frustraremos, pues pensaremos que la formación es de baja calidad, al no haber cubierto nuestras expectativas.

En definitiva, se ha de ser tener consciencia de que, si se desea obtener una formación de calidad, con la adquisición de conocimientos, habilidades y destrezas, se ha de tener que pagar un precio por ello; si conseguimos aprender y aprehender lo que necesitamos, la formación habrá resultado barata.

Inicia sesión para enviar comentarios